Cínico

Una generosa porción de la ciudadanía está completamente desvinculada de la vida política, económica y sindical, de forma que considera a los actores de ésos ámbitos personas ajenas a su entorno, que no influyen para nada en el azaroso devenir de su existencia pacífica. Tan rica y abundante es esa porción de la población, que todos conocemos a algún miembro de ese espectro ciudadano. “Vaya movidón, les van a montar una huelga general”, soltó alguien el otro día en directa referencia a las posibles consecuencias que se podrían derivar de la reforma laboral que el presidente Rajoy ha aprobado para incumplir su tercera promesa electoral en 3 meses (a saber: acabar con el paro, no subir los impuestos y no abaratar el despido). La afirmación en sí no tiene nada de particular ni en la forma ni en el fondo. La frase denota, incluso, cierta preocupación por la situación sociolaboral del momento, al hacer referencia expresa al “movidón” que está generando Rajoy y a la posible huelga general que le va a “montar” no se sabe muy bien quién. Pero en el plano de la connotación advertimos rápidamente que el sujeto emisor del mensaje no se sentía muy implicado con el objeto del mismo a la hora de expresarlo. Con el uso de la tercera persona del plural ni siquiera se incluía a sí mismo en el sujeto de la oración, descartando así su presencia en cualquier tipo de movilización o protesta con motivo del dichoso “movidón” de la reforma.

 

La fidelidad ciega del votante conservador y esa abstracción voluntaria de la vida sociopolítica, laboral y sindical de buena parte de los habitantes de este país nos indican que los ajustes laborales ya están asumidos y que España está preparada para la siguiente vuelta de tuerca, que llegará. Y, en parte, será gracias al desapego de los ciudadanos por los sindicatos (en parte merecido, aunque de esto ya hablaremos en posteriores entregas), que últimamente sirve de excusa para la resignación o para mirar para otro lado. Si a esto le sumamos un cada vez más generalizado sentimiento de estar curados de espanto (ya no asombra que despidan a gente cercana. Afecta sí, pero está asumido), rubricaremos un sometimiento absoluto perturbado únicamente por algunas movilizaciones que salpicarán aquí y allá el callejero de algunas ciudades, pero que enseguida serán catalogadas como actos de vándalos, de indignados o de perroflautas; colectivos, todos ellos, de los que la generalidad de la población tiende a desvincularse porque es más cómodo ser parte de la masa que de lo etiquetable.

 

Todo el rollo que he soltado para dos simples observaciones:

1-     El ciudadano atraído por los poderes fácticos (y por los facticos) y sujeto a ellos después de asumir sus dogmas, sólo podrá librarse de ese yugo a través del conocimiento empírico (y, por tanto, doloroso) de la realidad socioeconómica presente y futura (nuestros hijos vivirán todos peor que sus padres).

2-     Gente como el agudo observador cuya sentencia dio pie a este artículo me hacen ver que soy un cínico. ¿O no?

Anuncios

2 pensamientos en “Cínico

  1. Creo no, mejor dicho estoy absolutamente segura de que la ciudadanía, como tu insinúas la gran mayoría no se implica en los llamamientos de nada por nada y para nada… por que a esa mayoría no le ha tocado sufrir por nada ni por los suyos ni por los de mas… y viven muy tranquilamente viendo cualquier cosa en la caja tonta que acudiendo a cualquier manifestación… y mucho menos si es convocada por vividores como son muchos de los representantes sindicales que sí vivieron y continúan viviendo el estado del bienestar sin ningún problema.
    No obstante espero por tu reflexión por los sindicatos para seguir escupiendo sin remedio…

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s