De faroles

Rosa Díez asegura que UPyD llegará a un acuerdo para que haya Gobierno en Asturias, pero no dice con quién pactará. FAC y PP destacan que han llegado a un preacuerdo sobre un borrador para la investidura, pero no indican a quién van a investir Preisdente del Principado. Yo revelo que llevo pares y juego, pero no se sabrá la verdad hasta que se levanten las cartas. El mus, el póker y la política son los tres juegos en los que mejor funcionan los faroles. En todos ellos suele resultar ganador el que mejor juega sin cartas, es decir, el que mejor se desenvuelve apostando sin tener nada para sostener el envite. Si eres capaz de llevarte el juego con 33, si puedes levantar una mano a la ciega pequeña con una pareja de doses o si logras ser proclamado Jefe del Ejecutivo regional gracias a los apoyos de partidos a los que llevas meses criticando, se te considerará un buen rival. Otra coincidencia en estos juegos (o deportes, según se mire, porque el COI dice que el póker es un deporte y, si es así, el mus también y debería ser deporte de exhibición en las olimpiadas de Oviedo 2088) es que a pesar de que tu boca diga una cosa tus cartas pueden decir la contraria. Lo que vale es lo que se ve cuando las pones sobre el tapete. Es cierto que en el mus no se puede mentir a la hora de decir si tienen pares o juego, pero lo demás vale todo, como en la política. De esta forma, las mentiras dichas mientras se jugaba la mano o antes de negociar los pactos quedan olvidadas en cuanto se cierra el juego. Nadie se quejará porque hayas ganado una mano sin tener pareja gracias a un farol. Nadie te echará en cara que le hayas levantado la grande con un siete como carta más alta. Nadie se acordará de las descalificaciones contra los que luego pretendes que sean tus aliados políticos. Ganar de farol provoca grandes satisfacción porque supone conseguir el todo a partir de la nada. Es como jugar en bolsa: puedes vender bonos sin tenerlos y ganar el suficiente dinero como para comprarlos más baratos cuando estén hundidos y así quedarte con la diferencia. Pura adrenalina. Lo malo de los faroles es cuando pierdes. Cuando lanzas un órdago a la mano y ésta se baja treinta y una. Cuando el botón te ve un all-in y lleva escalera de color. Cuando no tienes nada bueno que ofrecer, te quedas sin apoyos para ser investido presidente y tienes que volver a tratar como rivales a los que señalabas como tus aliados naturales. Los buenos jugadores se preparan mentalmente, incluso con ayuda psicológica, para reponerse de los batacazos producidos por las malas jugadas. Los profesionales del póker, que ganan mucho dinero, trabajan el aspecto emocional para superar trances como, por ejemplo, perder porque te han descubierto un farol. Lo hacen para poder jugar la siguiente mano sin tensión, sin ansia, sin ánimo de revancha. Es en esta faceta en la que la política se diferencia de los naipes. Si el preacuerdo entre PP y FAC no es suficiente para lograr el Gobierno de Asturias la partida no seguirá con normalidad. Ambos jugadores habrán demostrado no ser buena pareja de mus y una mala pareja de mus jamás gana torneos. Cada uno deberá ir por su cuenta, deberán ser rivales y lo que sea malo para unos será bueno para los otros. El ánimo de revancha se acabará cobrando alguna víctima. Y si al final gobiernan, pues nada, lo ya dicho en este blog desde hace tiempo: a ver cuál de los dos partidos se come al otro dentro de tres años. Que aproveche

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s