Inversión productiva

El rechazo de la patronal asturiana al proyecto de Presupuestos Generales del Principado a mediados de enero puso una de las puntillas más sonoras al Gobierno de Francisco Álvarez-Cascos y sólo el tiempo dirá si supuso el punto de inflexión en la historia del mismísimo partido al que las iniciales del antaño Secretario General del PP dan nombre. Así lo creía yo entonces, aunque no tenía abierto este blog para dejar constancia de ello. Las críticas de Federación Asturiana de Empresarios a las cuentas del ejecutivo regional fueron duras y se concretan en la sentencia del Secretario General de la FADE: “los presupuestos no están diseñados para salir de la crisis, sino más bien para persistir en ella”. Alberto González añadió que la previsión económica del Gobierno de FAC no respondía a las necesidades del momento económico que estaba (y está) atravesando Asturias. Este posicionamiento del empresariado asturiano hizo más patente si cabe la soledad del Ejecutivo de Cascos que ya no tenía apoyos ni en la Junta General del Principado ni entre los agentes sociales. Lo que vino después, ya lo sabemos todos, fue una cita electoral adelantada que no dejó claras las opciones de gobierno para ningún partido y que derivó en una suerte de negociaciones, pactos, recursos a votos emigrantes y apelaciones a Tribunales Constitucionales que mantienen a Asturias como la única región del Arco Atlántico sin ejecutivo en medio de la crisis. A Francia le dio tiempo a organizar un mes después unos comicios a dos vueltas que ya se resolvieron con un cambio en el Elíseo y nosotros seguimos intrigados por lo que hará UPyD que sólo tiene un diputado.

En aquella comparecencia informativa en la Comisión de Hacienda y Sector Público del día 12 de enero del año en curso, Alberto González también echó en cara al Principado, que el proyecto de Presupuestos debía dirigirse a “promover, impulsar y potenciar inversiones productivas dinamizadoras de la economía” por que, según señaló, “cada euro aplicado a la inversión productiva tiene un efecto directo y multiplicador sobre la creación de actividad”. En aquel momento esta sugerencia no fue recogida por el Presidente del Principado, pero está visto que tampoco se hizo eco de la petición el Ministro de Hacienda, Cristobal Montoro, quien fue el invitado de lujo en un encuentro con empresarios organizado por FADE tan sólo 4 días antes de las segundas elecciones autonómicas. Montoro pudo escuchar en directo la opiniones de la patronal sobre inversión productiva, sobre Fondos Mineros y sobre infraestructuras. Después se fue a Madrid a elaborar unos presupuestos que nos dejan sin Fondos Mineros, sin inversión productiva y sin fecha para las infraestructuras. Mientras esperamos que la patronal asturiana invite a Montoro a otro encuentro empresarial para cantarle las cuarenta y recordarle lo de la actividad que se crea con cada euro destinado a inversión productiva, seguimos sin gobierno en Asturias y dudamos que lo haya en Madrid.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s