Heroínas

Pocas cosas tan dadas a la literatura como la masturbación. Estaría escribiendo horas. Pero del caso de Los Yébenes lo que más me preocupa es lo de la dimisión. Se somete a pleno este jueves, por cierto. He visto el vídeo erótico de Olvido Hormigos (erótico, sí, de pornográfico no tienen nada, al menos la parte que yo vi) y confieso que he sido incapaz de apreciar en él delito alguno. Sí es verdad que el balance de blancos no estaba bien hecho y que el encuadre no es el más adecuado, pero no creo que eso sea para ir a la cárcel. No hay rastro, sin embargo, de prevaricación, tráfico de influencias, cohecho, apropiación indebida o cualquier delito de los que están a la orden del día en cualquier ayuntamiento de bien. Vamos, que la única infracción de la ley es la de quienes hicieron pública la grabación. A éstos si que habría que sancionarles. Y, en caso de ser personajes públicos, se esperaría de ellos la dimisión en el mismo momento de su imputación, como tantos y tantos políticos no han hecho en España en los últimos años. Desde mi punto de vista, el único conflicto que ha podido generar el plano fijo del cuerpo desnudo de la concejala se restringe al ámbito de lo privado. Y tendrá que ser en su casa, reunida con su marido e hijos, donde dé las explicaciones que le parezcan oportunas.

 

A la edil sólo le reprocho dos cosas. Una, que tenga la cobardía de dimitir. El vídeo nunca debió trascender, pero si ocurrió en parte fue por su culpa, ya que fue la primera emisora de la grabación, además de la autora de la secuencia. Sin embargo, una vez que se ha hecho público y que lo he visto hasta yo; una vez que ya no hay más opciones que levantar la cabeza y asumir lo ocurrido, Hormigos prefiere desaparecer de la vida pública. Dimite voluntariamente sin tener en cuenta que  la atención de los medios y de las redes sociales hacia su caso se disipará con la misma rapidez tanto si sigue trabajando como si no. Olvido, querida, ya da igual. Todos hemos visto tus bonitos pechos, déjanos ver ahora tu orgullo, mujer. Que no te pisoteen.

 

También le reprocho que no haya solicitado la concejalía de turismo del Excelentísimo Ayuntamiento de Los Yébenes. Porque ha hecho por su localidad más que cualquier subvención para la promoción del municipio. Nos lo ha puesto en el mapa de España de la misma forma que Cecilia puso a Borja en boca de medio mundo. A ambas les criticaron por alumbrar sendas obras de arte. La de la zaragozana sólo el tiempo dirá cuánto llegará a cotizarse. La de la toledana dejará sus beneficios a una web pornográfica. Las dos fueron objeto de burla. A las dos se las acabará respetando más que a quienes las insultaron. Más que a quienes vieron sus pajas (en el ojo ajeno, se entiende) en lugar de las vigas propias. Las críticas feroces convierten a ambas en improvisadas heroínas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s