Todos corruptos

Quiero aclarar un par de puntos sobre eso de la corrupción, porque hay mucha demagogia y oportunismo con ese tema. No sé, creo que se está sobrevalorando el asunto y quiero aportar claridad al debate. El problema, desde mi punto de vista, no es que haya unos pocos corruptos, sino que hay unos pocos honrados. Esa es la cuestión. Y, mientras haya gente honrada, el listón de la moralidad seguirá estando alto y habrá que seguir guardando las apariencias. Habrá que seguir robando a escondidas. Como si fuéramos delincuentes o algo así. La solución a tal disparate, según creo, está en acabar con la honradez y, de paso, con la moral y hasta con la ética. Y con el decoro, qué carajo, que no sirve para nada. El decoro es lo peor. En fin, a lo que iba, que si todos fuéramos corruptos no habría estos problemas. Lo argumento. Pongámonos en un extremo:

El problema de los estados fallidos es que están poblados por personas honradas. Si no hubiera ni una sola alma de bien en un Estado, ¿a quién le importaría lo fallido que éste fuera? Pues -diréis- a la comunidad internacional, que también está sobrevalorada. Sobre todo su opinión. Quién se cree la comunidad internacional con su moralina de todo a cien. Habría que acabar con ella. Con ella y con el decoro de una vez por todas. Pero no nos desviemos. No está demostrado que un estado con el 100% de sus habitantes corruptos sea inviable, de la misma forma que tampoco está muy claro que lo sea otro con el 100% de sus ciudadanos honrados. No tenemos pruebas de eso. Nadie me lo puede refutar. De hecho, un estado con el 100% de sus ciudadanos corruptos es viable. Esto es así. Tienes un país en el que todo dios sabe que el de al lado es mafioso y quién se iba a alarmar por nada. Nadie. Un país donde el lema constitucional sea “Tonto el último”. Todos corruptos: jueces, políticos empresarios… Hasta los trabajadores de más bajo estrato. Y tienes un país feliz. Donde todo el mundo hace lo que le viene en gana.

Pensad que para querer trabajar por cuenta ajena en el país de la corrupción los salarios deberían ser astronómicos, así que todos los estamentos de la sociedad estarían contentos. Todos robándose unos a otros. Por lo bajini, sí, pero todos robando y todos sabiéndolo. Un país en el que el que paga en B es lerdo porque ya hay quien paga en C o en D, incluso. No habría problemas. El 100% de la economía estaría sumergida. Todo sería fantástico. El resto de países, conscientes de las características de este singular Estado, enviarían como delegados comerciales o diplomáticos de la peor calaña. Embajadores corruptos de medio mundo mantendrían fluidas relaciones con los dirigentes de nuestro singular territorio. No habría turismo, eso es verdad. Pero quién quiere tener las calles llenas de guiris. Nadie. Na-di-e. Había que acabar con los guiris. Con ellos, con la comunidad internacional y con el decoro. Puto decoro.

Y las elecciones… Todas amañadas. Como los partidos de fútbol. La liga tendría mucha emoción porque nunca se sabría qué equipo está más vendido. ¿Y el dopaje? Asignatura desde primero de la ESO. Ya lo estoy viendo: un país en el que para comer una hamburguesa de vacuno haya que pedir una de caballo. Y para comer cerdo haya que pedir perro. Un estado en el que se puedan levantar urbanizaciones en el desierto y casinos sin ley. Un país en el que nadie estaría seguro de que vive con sus padres, ya que cualquiera podría haber sido robado al nacer, a los dos años o, incluso, a los 16. Y qué más da. Si los padres son un coñazo. Como los guiris. Y la comunidad internacional. Y el decoro. Habría que acabar con todos ellos.

En fin, amigos, pensad bien en todo esto y reflexionad sobre esta última advertencia: Habrá el mismo grado de felicidad ciudadana en un país con el 100% de sus ciudadanos corruptos y en otro con el 100% de sus habitantes honrados. La tasa de satisfacción será parecida. Ahora, en función de estos dos extremos, valorad de cuál estamos más cerca en nuestro país y, por tanto, de qué forma podemos lograr la excelencia como sociedad plena y sin conflictos. No hay duda de qué camino debemos escoger. ¡Vayamos a por la felicidad!

Anuncios

4 pensamientos en “Todos corruptos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s