El papel del Papa

Absténganse de seguir leyendo los creyentes susceptibles. Gracias.

 

Los ateos deberían opinar sobre asuntos de la Iglesia en la misma medida que la Iglesia opina sobre asuntos laicos. Es decir, que los ateos opinamos poco sobre asuntos de la Iglesia y pretendo corregir ese déficit con este texto. Podéis sentaros para seguir leyendo. Amén. Resulta que el Papa dimite. Lo deja. Se retira. Dicho así parece poca cosa. Parece que simplemente está dejando paso a los jóvenes que vienen detrás empujando fuerte, con ganas de evangelizar con nuevas estrategias de santificación 2.0 o algo así. Pero no es sólo eso. Él dice que está mayor y en su comunicado sólo le falta remarcar que está hasta los huevos. Es comprensible. Estar rodeado de hombres con falda (buena parte de ellos misóginos empedernidos) todo el santo día debe ser agotador. Y a mí me parece bien que se quiera dedicar a sus cosas, qué carajo. Tiene 85 tacos, por dios; es hora de que se suelte la melena y se pase lo que le queda de vida, qué sé yo, recluido en un convento escribiendo epístolas o algo de eso. Dadle un respiro, joder.

 

La única pega que le veo al asunto este de la dimisión es el lugar en el que se queda el Espíritu Santo como responsable divino de Recursos Humanos. Vamos a ver, el Espíritu Santo (en adelante ES), como responsable de elegir a todos los sucesores de Pedro, ¿no tiene nada que decir a que sus designados se pasen la inspiración divina por el forro de la sotana? No, en serio, yo soy Dios y le digo al ES: “pero vamos a ver tío, ¿qué clase de procesos de selección me haces? Este papa no me ha durado ni una década, machote. ¿A qué os dedicáis en esa sala que sólo se ve salir humo negro primero y blanco después? Claro, como te pasas el día disfrazado de paloma y visitando a doncellas… Mira a ver si me arreglas esto rapidito, ¿eh? ¿Que si tengo papel? Debe haber folios en el escritorio. No, de otro tipo no tengo.”

 

Ahora ya más en serio, amigos: arrodillaos. Personalmente me alegra que uno pueda abandonar, por motivos de salud o edad, una responsabilidad tan importante como la de dirigir la Iglesia. Es grato saber que se puede escapar del dictado del ES, porque eso viene a ser como renunciar a una orden directa de Dios. Y si el Papa puede pasar de la opinión del creador, ¿por qué no lo iban a poder hacer otras personas con menos peso y responsabilidad en el organigrama divino? Es hora de que los homosexuales dejen de recibir críticas; de que las mujeres decidan sobre el aborto sin presiones; de que en los colegios se enseñe a pensar de forma crítica para que, un día, cuando los niños dejen de serlo, puedan asumir responsabilidades y después renunciar a ellas. Podéis ir en paz.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s