Bancos restrictores

Qué graciosas las entidades financieras que afirman que aprobar la Dación en pago provocará una restricción importante del crédito. Sí, qué graciosas. Más que nada porque fue la barra libre de crédito, con la que se lucraron estas entidades financieras (al menos sus directivos), la que provocó la actual insostenible situación para miles de familias de toda España. Ya he abordado las responsabilidades derivadas de la burbuja inmobiliaria en Por debajo de nuestras posibilidades, pero no es este un tema que salga del punto de mira de la actualidad así de repente. Sí, las familias no se debieron endeudar. Tampoco los bancos debieron prestarles el dinero. Y, desde luego, el Ejecutivo, formado por personas tan cualificadas como para gobernar, nunca debió dejar que la burbuja se hinchara.

 

Pero, ahora resulta que eso de la dación en pago igual es malo para el crédito. Un crédito que hace como 5 años que no fluye o que lo hace como un Guadiana financiero. Vamos, que los empresarios de la banca amenazan con cerrar el grifo del todo. Porque lo que denota esa valoración de las entidades es una amenaza clara. Es decir, que sugieren que “no nos andéis jodiendo con la dación en pago que os dejamos sin financiación”. Sí, eso es lo que se da a entender. Y, si es así, lo siguiente que entiendo es que los bancos están dispuestos a renunciar al negocio al que, supuestamente, se deberían dedicar y que, supuestamente, les da beneficios, sólo para no perder la oportunidad de exprimir hasta el infinito a cualquier desgraciado al que le hayan concedido una hipoteca, en muchos casos firmada aun a sabiendas de que el individuo no la podría pagar. Que no digo yo que los bancos estén diciendo esto, pero es lo que dan a entender. Es lo que denota su postura ante la opción de la dación en pago. Es como si le estuvieran diciendo al Gobierno: “ojito con lo que apruebas, que si dejamos sin crédito a familias y empresas, a ver cómo sales de la crisis; a ver cómo creces. Y con la que te está cayendo con la corrupción, majete.”

 

En fin, ya no podemos volver atrás. No podemos retrotraernos al mandato de Aznar para impedir que firme la Ley del suelo. No podemos ir al pasado a explicar a los bancos que deben restringir el crédito si no quieren hacerlo en 2013. Es imposible regresar a los noventa para anunciar que jamás convergeremos con Alemania. Tampoco podremos estar a principios de este siglo para señalar que no estamos en la Champions league de la economía. Ahora sólo podemos mirar hacia delante y recordar que, supuestamente, estamos construyendo una sociedad (sí, amigos, todavía está a medio hacer). Actuemos como tal y protejamos a quien lo necesite. Dación en pago ya. Y los bancos, a seguir con su negocio.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s