Marca País

Realmente me daría asco vivir en un país en el que las grandes fortunas pagaran menos impuestos que los curritos. Bueno, supongo que como a todo el mundo. Igual que me repugnaría un país en el que los políticos mintieran para ganar las elecciones y luego hicieran lo contrario de lo prometido, perjudicando a los ciudadanos más desfavorecidos. Digo yo que no habrá nadie a quien no le indigne eso. También me asquearía bastante un país en que se ayude a empresas dedicadas a la banca con dinero de todos los ciudadanos y a fondo perdido. Nadie podría convivir con tal cosa. Y qué decir de un país en el que la corrupción haya salpicado al Gobierno sin que se haya producido ninguna dimisión. Todo el mundo estará de acuerdo en que es una asquerosidad. Una repugnancia igual de grande que la de esos países en los que el Jefe del Estado es intocable, y aunque se intuya la corrupción en su entorno familiar nadie hace nada. Como también resulta repelente un país en el que cualquier organización política, sindical o patronal esté ensombrecida por las corruptelas. Me parece inmundo un país en el que los trabajadores y los pensionistas pierdan calidad de vida y capacidad económica mientras se les hace pagar por servicios públicos. Es nauseabundo un país en el que el 25% de la población no tenga trabajo y se sigan buscando fórmulas para hacer más fácil el despido. Es vomitivo y paradójico a partes iguales. Repulsivos son esos países en los que ha habido dictadura y represión, y los muertos del bando perdedor siguen enterrados en fosas anónimas. ¿Y la censura? ¿No es asquerosa? Esos países en los que se puede vetar la expresión artística transgresora son deleznables. Tercermundistas. E incultos. Porque son incapaces de distinguir los distintos contextos en cuya frontera la provocación se mueve entre el escándalo y la farsa. Me daría asco vivir en un país así. Afortunadamente no creo que exista ninguno. Y si lo hubiera, sería urgente que se esforzara bien en corregir todos estos repugnantes desatinos, bien en mejorar su imagen, tanto en el interior como más allá de sus fronteras, en beneficio del bien común. En un mundo global, una buena imagen-país es un activo que sirve para respaldar la posición internacional de un Estado política, económica, cultural, social, científica y tecnológicamente. Con un par de huevos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s