Política cuántica

No se puede criticar a los políticos así sin más, sin tener los suficientes conocimientos ni sin tener una perspectiva histórica a la que recurrir para valorar sus decisiones. Nunca ha sido una profesión fácil. Sobre todo en la época de la Política analógica, cuando los gobernantes se ponían y quitaban a golpe de maza. Una etapa en la que lo único que se elegía era el arma con la que eliminar al gobernante o con la que someter al súbdito. El periodo dominado por la Política digital tampoco fue propicio para la política ni para la ciudadanía, ya que toda la información que se podía codificar con ceros y unos se llegó a confundir con la nota que los ciudadanos otorgaban a sus gobernantes en las distintas encuestas de valoración que se llevaban a cabo por anquilosados centros de investigación sociológica. Fue una época caótica en la que la información de los beneficios empresariales se codificaba como 100000000 y los datos de salarios obreros se reflejaban como 000000001, por poner un ejemplo. En la actualidad, la era de la Política cuántica, se intenta que las relaciones entre los distintos agentes participantes de la vida política compartan información codificada con más variables. Algunas de ellas afectivas o emocionales, pero todas rechazan el determinismo de la época digital. Pero, ¿Qué queremos decir con Política cuántica?

La política cuántica se refiere al conjunto de teorías que explican el comportamiento y el funcionamiento de las ideas, personas o cosas más pequeñas que tienen que ver con la política y que nos ayudan a comprender la vida de los seres humanos que sufren las consecuencias de la política en general, y del gobierno y/o el desgobierno de la administración pública en particular. Por decirlo de una forma coloquial, todo nuestro mundo -desde la posibilidad de ir al médico y no tener que pagarlo, hasta la marquesina del autobús que nos protege de las inclemencias meteorológicas, pasando por la clase de física que reciben nuestros hijos- está formado por esas pequeñas decisiones políticas. Para entender la política cuántica hay que asimilar sus sencillos principios. Desgranémoslos comenzando por el (léase con voz grave e impostada hacia el tremendismo) Principio de superposición.

El Principio superposición se refiere a dos aspectos de la vida política fundamentales. A saber:

  • Un político puede estar en más de un lugar al mismo tiempo, sobre todo si está inmerso en una campaña electoral. Esto es así. La contemplación de cualquier informativo televisivo en las semanas previas a unos comicios nos permite comprobar cómo un político puede estar en tres pueblos distintos si se presenta a unas autonómicas, y en tres Comunidades diferentes si lo hace a unas generales. Podemos saber cuál es la ruta que siguen los políticos o dónde están en un momento dado, pero no ambas cosas.
  • A su vez, este principio también señala que una decisión o una idea política pueden estar en más de un sitio a la vez. La idea de acabar con el paro puede estar en todas partes al mismo tiempo. Puede localizarse en la boca de cualquier político, en la libreta de cualquier asesor o en el lema de cualquier campaña.

El siguiente Principio que debemos observar es que las promesas o decisiones políticas se comportan a la vez como cumplimientos y como incumplimientos, siendo imposible saber cuando una idea, promesa o decisión política se comportará de una forma u otra, con lo que todo queda reducido a una cuestión de probabilidades. Por tanto, el Gobierno resultante de unas elecciones se podrá manifestar como cumplidor o como incumplidor. Es decir, tenemos al Gobierno en dos estados superpuestos. El problema es que está encerrado en su burbuja de cristal opaco, por lo que no sabremos cuál es su verdadero estado hasta que no les saquemos de ahí.

Tercer Principio: la observación altera las decisiones políticas a estudiar, por lo que no podemos predecir qué es lo que va a hacer un político, sino que la política se plasmará como tal cuando la observemos, es decir, cuando interactuemos con ella. Por poner varios ejemplo:

  1. Luís Bárcenas no cobró su indemnización por despido hasta que los periodistas no se pararon a investigarla. Eso explicaría que fuese en diferido.
  2. Se decide legislar sobre la cadena perpétua cuando observamos algún truculento suceso en los medios de comunicación.
  3. La prima de riesgo comenzó a existir hace un par de años cuando observamos que podía poner o quitar presidentes.
  4. El árbol contra el que chocó Carromero no existía hasta que abrió los ojos y lo vio delante.

Para explicar estos Principios vamos a utilizar un ejemplo teórico/práctico (por cuanto se trata de un experimento que todavía nadie se ha atrevido a llevar a cabo. Insisto, todavía) denominado El Mariano de Schrodinger. La teoría es que si metemos a Mariano en una televisión de plasma y le dejamos decir las barabaridades que él quiera, no sabremos si está propagando ideología liberal con el fin de beneficiar a los ricos, o si simplemente está lanzando incongruencias. Como el plasma no puede recibir preguntas, no sabremos si Mariano se encuentra en un estado de salvajismo liberal (dispuesto solo a beneficiar a los adinerados) o en un estado de incongruencia. No lo sabremos hasta que saquemos a Mariano del plasma y lo pongamos ante las incisivas preguntas de los periodistas que quieran ser incisivos. Es decir, que Mariano se encuentra en un estado de superpisición: hay un Mariano Berserker liberal y otro incoherente. Sólo a través de la observación inquisitiva podremos conocer si es uno o es otro.

Espero que esta explicación sirva para que no se repitan las críticas gratuítas a los políticos en general y al Gobierno en particular. Gracias y un saludo

Anuncios

Un pensamiento en “Política cuántica

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s