Responsabilidad compartida

No acabo de asimilar que se haya convertido en noticia el simple hecho de que IU y UPyD estén dispuestos a negociar los Presupuestos que el Gobierno del Principado está elaborando. Que algo tan lógico como que quienes están elegidos para llevar las riendas de Asturias estén en disposición de sentarse a discutir, debatir y/o consensuar sea considerado algo extraordinario dice muy poco -y nada bueno- de los políticos, de los periodistas y de la sociedad en general. Así de puñetera es la semántica.

Porque, a simple vista, el titular tiene una denotación positiva: habrá negociación. Pero también hay una connotación negativa: dar relevancia al hecho de que vaya a haber negociación presupone que estamos ante un acontecimiento extraordinario o novedoso. Un hito, vamos, logrado a pesar de la cacareada ruptura del pacto explícito entre PSOE y UPyD, y tácito entre los socialista e IU. Y los peor parados tras ese análisis semántico son, para variar, los políticos. El mensaje sugiere que son poco dados a negociar, lo que presupone que anteponen el partidismo al interes general. Y yo no digo que esto no sea así, ni que lo sea. Pero si aceptamos como noticia que un grupo de políticos negocien unos presupuestos vitales en tiempos de crisis, asumimos que los políticos son, en general, personas poco dadas al entendimiento y que el hecho de que se sienten a debatir es algo a celebrar.

Lo cierto es que la ciudadanía cada vez tiene peor concepto de los políticos. Y buena parte de la culpa la tendrán ellos, sus mentiras, sus incapacidades y todos sus defectos. Otra parte de la responsabilidad será, digo yo, de los medios. Somos los periodistas los que trasladamos a la sociedad lo que pasa en la vida política. Recuerdo que la primera vez que me dijeron que no era noticia que un perro mordiera a un hombre, sino que un hombre mordiera a un perro, pensé: pues vaya mierda de noticia; eso no lo daría ningún medio de comunicación, a no ser que quisiera generar entre su público una opinión contraria al individuo mordedor en cuestión. Lo que me lleva a recordar los titulares con los que se suelen presentar los nuevos medios que aparecen hoy en día: Nace un medio de comunicación independiente y veraz. Como si fuera algo novedoso que un medio pudiera ser acreedor de esas dos cualidades.

Un periodista que sea capaz de destacar que su medio es independiente y veraz debería tener la oportunidad de escribir un titular que diga: Los ciudadanos son críticos con sus partidos políticos y los medios de comunicación. Porque los hay que reciben el titular sobre que IU y UPyD están dispuestos a negociar el presupuesto (o cualquier otro), y se quedan tan anchos. Que les insinúas que la negociación presupuestaria es algo inaudito y se lo toman con leche, cuando deberían estar sacando los colores tanto a los políticos como a los medios día sí, día también. Con quejas y protestas por lo dicho y lo publicado. Exigiendo su derecho a estar informados y a que esa información sea veraz. Cuánto mejor le habría ido a Canal 9 si los políticos, los periodistas y los ciudadanos hubieran sido responsables de forma solidaria. Toda la culpa es nuestra. Toda excepto la de la crisis, por mucho que se empeñe algún político, lo transmita algún medio y se lo crea algún ciudadano.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s