No tiene precio

El hecho de que los vecinos de El Gamonal -barriada de Burgos de la que jamás habíamos oído hablar antes- hayan logrado, gracias a la unión y la lucha, paralizar los intereses urbanísticos de su Ayuntamiento, nos ha proporcionado la falsa satisfacción por la victoria ajena suficiente como para seguir tragando los desmanes a los que el Gobierno nos quiera someter en lo que queda de legislatura. Si a eso le sumamos que el Ejecutivo nos ha vendido (y nosotros le hemos comprado) que va a bajar el IVA del arte del 21 al 10%, encontraremos la legitimación moral suficiente para seguir asumiendo que sí, que los sueldos bajan, que el paro sube y que hay cerca de un millón de hogares sin ingreso alguno y tal, pero que todo ello es necesario para salir de la crisis.

 

Una crisis de la que ya hemos salido, según nos cuentan, y ya nos estamos recuperando. Al menos será así para algunos pintores vivos y buena parte de los que están muertos. Pero sobre todo para quienes especulan con obras de arte. Bueno, seamos sinceros, y para nosotros también. Para usted, amigo, es una oportunidad única. En estos momentos de abatimiento en los que no encuentra trabajo -y mientras su mujer ve como le reducen el salario desde los 1000 hasta los 700€ mensuales-, en estos momento -insisto- aciagos y oscuros, usted podría regalarle a su santa ese Van Gogh que tanto le gusta a ella y se va a ahorrar un 11% de IVA. Cómo lo ve. Cojonudo, eh.

 

Y, ojo, lo bueno no es solo que se ahorrará unos cientos de miles (quizá millones) de euros al pagar un 10% de IVA, sino que cuando lo venda, logrando una generosa plusvalía, el comprador también se beneficiará de esa celebrada y aplaudida medida ejecutada por el Ministro de Hacienda, Santa Teresa mediante. Así que ya sabe, jefe:

-Van Gogh: 32.000.000€

-Marco de Ikea para poner el Van Gogh: 10€

-La cara de su mujer cuando vea el cuadro al llegar a casa destrozada después de una jornada de 12 horas a cambio de 12.000€ brutos al año: no tiene precio.

Y recuerde, el Gobierno piensa en usted.