Al curling, si tienes huevos

Creía que no me podría dar más vergüenza ajena la frase “Soy español, a qué quieres que te gane”, pero los juegos olímpicos de Sochi me están demostrando que estaba rotundamente equivocado. Y lo digo con todo el respeto para la delegación española, que no tiene la culpa de que un pazguato cuya idea del deporte es bajar al bar a ver al Madrid en la tele se vanaglorie de semejante leyenda y la aplique a modo de Viagra para el orgullo. Y muy mal hay que estar de orgullo para tener que hincharlo con logros deportivos. De hecho se me ocurren numerosas disciplinas (muchísimas) en las que ningún deportista español es capaz de dar la talla. Por poner un par de ejemplos de ámbitos bien diferenciados: el rugby, el ajedrez. Uno es sinónimo de nobleza y el otro de inteligencia. Ahí lo dejo, amigos del fútbol.

Queda claro que no hay que escarbar mucho para descubrir que los éxitos hispanos se circunscriben a una pequeña muestra del extensísimo catálogo de actividades deportivas, por lo que el debate sobre a qué podría perder un español deberíamos extenderlo a otras parcelas, para ver si salimos bien parados. Qué sé yo, por poner un ejemplo al azar: la economía. No, lo digo porque como, al parecer, estamos asombrando al mundo con nuestra recuperación de la crisis. Y ahí están los datos. Excepto a 24 países, el resto del planeta tiene que estar flipando con nuestras cifras de paro. Brutales. Que están muy bien para ganar un concurso de “A ver quién tiene más desempleados”, pero dudo mucho que nadie quiera siquiera competir en esa disciplina.

Otro ejemplo: la corrupción. Podríamos ganar un campeonato europeo si nos lo propusiéramos. Un mundial estaría difícil, pero todo es ponerse. Basta con la ciudadanía continúe como hasta ahora pasando de todo, protestando solo en la barra del chigre al calor de un chato, para que la bola de inmundicia siga creciendo al calor del todo vale.

Más: la educación. ¿Quién quiere tener educación teniendo a Cristiano Ronaldo? Nadie. Porque Cristiano no tiene educación. Y le va bien. Mejor que a mí. ¿Ganaríamos una competición que valorara el nivel educativo? No ¿Por qué? Porque nuestra idea de I+D+i es hacer y vender camisetas que pongan “Soy español, a qué quieres que te gane”.

En fin, que nadie con arraigado sentimiento patrio se ofenda, porque me parece muy bien que se sientan españoles. Alguien tiene que ser patriota en este país. Obviamente los empresarios no, ya que ellos ya viven en un mundo globalizado y España y los españoles se la traen floja en general, a no ser la selección de fútbol, en cuyos partidos pueden cerrar suculentos tratos en los palcos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s