Ingobernable

En este país hay gente que quiere acabar con la apisonadora parlamentaria de la mayoría absoluta del PP y a la vez advierte de los peligros para la gobernabilidad que se derivan de la fragmentación de los Parlamentos, al entrar nuevos partidos políticos. Que qué va a ser esto, dicen. A ver cómo se aprueban los proyecto, lamentan. Y claro, uno, que es sensible a los estínulos externos, asiente convencido y temeroso del oscuro futuro que nos aguarda la próxima legislatura. Porque uno cree que quien alerta de los perjuicios de un Parlamento sin mayoría absoluta debe ser alguien que entiende que la negociación y el consenso son instrumentos ajenos a la vida política. O puede ser, también, que quien señale la gravedad de que haya más partidos en la Cámara sea una persona poco dada a trabajar de forma empática. O a trabajar, directamente, multiplicando las conversaciones, las concesiones y la exigencias, en un escenario plural. Uno no sabe, pero todo ello podría ser. ¿Por qué, si no, alguien iba a decir que es peligroso que haya muchos partidos que representen a muchos colectivos ciudadanos en un Parlamento sin mayorías que aplasten las ideas de los demás? Uno lo desconoce, pero teme el negro devenir, porque quien proclama lo negativo de sumar nuevas fuerzas parlamentarias suele ser un futuro parlamentario. Nos está alertando de su propia incapacidad para llegar a acuerdos, de su propia incapacidad para gobernar.

Anuncios

Un pensamiento en “Ingobernable

  1. Pingback: La brocha y el pincel | Demasiadas palabras

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s