Mi vida en un bloc

El mejor reactivo para la alegría es sonreír por nada. Esta fue mi primera reflexión en mi primer blog, una suerte de ocurrencias deslavazadas que recogí en un pequeño bloc de notas de 10 por 8cm y que inauguré el 22 de octubre de 2002. Alguno estará pensando que lo siguiente que voy a escribir es que mucho han cambiado las cosas desde aquella fecha. Puede que en lo personal así sea, pero leyendo el resto de breves ideas que siguieron a la antes citada me doy cuenta de que no, no ha cambiado nada en el fondo.

El 4 de noviembre de ese mismo año (2002 después de cristo) me dediqué a reflexionar sobre la inutilidad de las campañas electorales, debido al enorme gasto económico que suponen. Un gasto que yo, en aquel lejano otoño, califiqué de desmedido y estúpido.

La última reflexión anotada en aquel mes de noviembre está registrada dos días después. El 6 del penúltimo mes del segundo año del siglo XXI escribí: “Lo malo de una crisis es considerarla como tal”. Que se lo digan ahora a Zapatero o a Rajoy. Y que de paso les expliquen que el mejor reactivo para la alegría es sonreír por nada.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s